¿Fueron éticos los comienzos de la reproducción asistida?

Crazy doctor looking at a syringeRecientemente, apareció en las noticias la historia de un médico holandés que pudo llegar a inseminar a decenas de mujeres en su clínica de reproducción asistida en Róterdam.

Aunque chocante, esta práctica no es nada nueva, ya que entre 1845 y 1849, el médico norteamericano J. Marion Sims realizó experimentos con mujeres esclavas, intentando inseminar de forma artificial a 55 mujeres infértiles. Una de ellas quedó embarazada mediante esta técnica, aunque más adelante tuvo un aborto espontáneo.

Posteriormente, en 1884, en Philadelphia el Dr. William Pancoast atendió a una pareja que llevaba años intentando tener hijos sin éxito. Creyendo que la persona estéril de la pareja era el marido, inseminó artificialmente a la señora con el semen de un estudiante de Medicina suyo. Para ello anestesió con cloroformo a la mujer y empleó una pera de goma para introducir el semen de su estudiante en el cuello de su útero. Este experimento resultó en un embarazo y la pareja tuvo un hijo, creyendo que era de los dos. El Dr. Pancoast se sintió tan culpable que acabó confesando su acción.

Mar Sánchez

 

Fuente:

Enciclopædia Britannica: William Pancoast

Imagen: https://goo.gl/LYNcfj

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s