Estornudar, ¿una actividad de riesgo?

Desde hernias de disco hasta perforaciones de tímpano, pasando por costillas rotas, estornudar tiene bastantes repercusiones. Por no hablar de la dispersión a unos 56 km/h de saliva, flema y microbios hasta una distancia de unos 5 metros.

Sin embargo, aguantar un estornudo también puede tener consecuencias para la salud. Por ejemplo, aguantar un estornudo muy violento puede provocar rotura de capilares en los ojos, dando un toque rojo muy llamativo a la esclera. También puede causar daños en el diafragma o en las trompas de eustaquio por un aumento de presión, lo que puede tener repercusiones mayores a nivel de pérdida de oído.
Aunque las probabilidades de que un individuo sano sufra alguna de estas consecuencias negativas son muy bajas, seguro que ya no vuelves a pensar en los aparentemente inocentes estornudos de la misma forma.

Mar Sánchez

Imagen : https://goo.gl/gRJzy6

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s