Sucumbiendo a los encantos de la sistémica

Captura de pantalla 2017-11-17 a las 19.03.59La semana anterior tuve la suerte de asistir al XXXVIII Congreso Nacional de FEATF en Cartagena, Murcia. La verdad que la combinación de grandes invitados a nivel internacional como Jakko Seikula, Martine Nisse, Annette Kreuz, Fiona True o Matteo Selvini, sin menospreciar a grandes terapeutas familiares del ámbito nacional (Valentín Escudero, Carmen Campo y Juan Luis Linares), junto con las diferentes mesas redondas donde el tema central versaba sobre la violencia y la diversidad de talleres ofrecidos, hicieron de este congreso un buen cóctel donde el aprendizaje y el crecimiento profesional estaban más que asegurados.

Aunque son muchos los conocimientos que me llevo, me gustaría centrarme en dos grandes ponencias vividas que demuestran la gran variedad de ámbitos en los que el modelo sistémico puede resultar efectivo.

En primer lugar, “Tratamiento del Abuso Infantil”: el abuso infantil se presenta como una experiencia traumática, donde la seguridad emocional del niño/a ha sido rota, se traiciona la confianza paterno-filial y se rompen las conexiones familiares seguras. De este modo, el desafío terapéutico en este contexto va dirigido a generar conexiones y reconstruir la seguridad emocional mediante el diálogo. Con la presencia de Martine Nisse y Fiona True, se nos permitió reflexionar sobre los dilemas que plantea la intervención familiar en los casos de abuso infantil, cómo explorar lo sucedido y cómo hacer emerger historias de dignidad, sin dejar de lado la situación traumática, con el fin de promover procesos de resiliencia.

En segundo lugar, “Tratamiento en terapia de pareja” es la forma de intervención psicológica más difícil, y con menor tasa de éxito que la terapia individual o familiar. La terapia de pareja se presenta como un trabajo de gran complejidad. El abordaje de la historia de vida de cada uno de los miembros, el conocer la experiencia de vida conjunta, consideraciones sobre el momento del ciclo de la familia, son algunos de los elementos esenciales de la terapia de pareja, así tuvimos la oportunidad de aprender junto a Carmen Campo y Annette Kreuz y sus diferentes enfoques en el tratamiento de pareja desde un ámbito más hospitalario a partir de la psicopatología de uno de sus miembros, y otro más privado donde la pareja de manera voluntaria plantea una demanda, donde el fin último es tratar de resolver la disyuntiva de la pareja.

Desde mi punto de vista y experiencia, la familia es la base sobre la que se sustenta el crecimiento y el aprendizaje de todo ser humano y a su vez la idea de resiliencia y el crecimiento postraumático son las herramientas ante los acontecimientos vitales estresantes. Es por ello que esta oportunidad me ha permitido conocer como la intervención familiar es un aspecto fundamental en el caso de la infancia o adolescencia, mi campo de investigación, fuerza que me impulsa a crecer profesionalmente en este modelo en el que un primer contacto como principiante ha sido suficiente para aumentar mi ilusión por continuar descubriendo el poder de la psicología.

Selene Valero-Moreno

Doctoranda en Investigación en Psicología

Facultad de Psicología

Universidad de Valencia

sevamo@alumni.uv.es

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s