¿Por qué los tomates de los supermercados no son sabrosos?

Todos hemos probado alguna vez un tomate cultivado en nuestro propio campo, el de un amigo o cualquiera que no provenga de una gran empresa. Nos damos cuenta de que si lo comparamos con un tomate comprado en un supermercado, la calidad cae a niveles muy bajos.6.JPG

El tomate tradicional suele ser más feo a la vista pero es increíblemente más sabroso. ¿Qué ha ocurrido para que los tomates del supermercado no sean  tan buenos?

Los tomates que encontramos en los almacenes son el resultado de la mejora llevada a cabo por el ser humano a lo largo de los siglos. A petición del comprador son más grandes, más rojos, más bonitos y resisten sin pudrirse mucho más tiempo, pero en el camino se ha dejado parte de su sabor. Es decir, se han ido eligiendo las variedades de tomates que cumplían estos requisitos pero al mismo tiempo rechazábamos inconscientemente las especies más sabrosas.

Gracias a una reciente investigación se ha conseguido hallar unos pocos genes responsables de este sabor y esto nos permite generar nuevas especies que contengan dichos genes a la vez que se controlen los factores de tamaño y resistencia, de manera que dentro de pocos años se conseguirá que los tomates de los supermercados vuelvan a la calidad tradicional y cumplan a la vez los requisitos del comprador.

 

Por: Paula Doria

 

Imagen: Pixabay

Autor: Foto-Os

Licencia: CC0 Public Domain

https://creativecommons.org/publicdomain/zero/1.0/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s