Magia en la cuarta planta

5Dos pies cuelgan de la cama sin alcanzar el suelo. Las paredes albinas se ven algo más arropadas con algún que otro adorno. Lucía mira a su alrededor mientras sonríe pensando en las visitas que recibirá hoy, serán más de las habituales, son días especiales y puede venir más gente.

“Querido Baltasar, este año he sido muy bueno y he comido todo lo que me han mandado. Quiero un coche de carreras y una raqueta de tenis”. Carlos intenta escribir su carta a los Reyes Magos deprisa para terminar antes de que llegue la comida.

Adrián y Ester hablan sobre las ganas que tienen de ver a sus respectivos hermanos y ensayan sus papeles para la obra de teatro de Navidad.

El edificio está menos pálido, se ha permitido albergar más color, más ruido, más libertad. Pero sigue siendo una isla en medio de una ciudad llena de luces, música, risas y compras. Miles de hogares se llenan, miles de familias se completan, pero hay un lugar, del que muchos ni siquiera se acuerdan, que se convierte en el hogar de mucha gente y permite la unión de muchas familias. El hospital se convertirá en comedor, sala de estar, árbol de Navidad, zapato y lo que haga falta para que sus huéspedes estén lo mejor posible.

Tenemos mucha suerte los que podemos reunirnos con nuestros familiares en casa, los que cogemos un tren para cenar en casa de la abuela, los que disfrutamos de todas las caras de nuestros seres queridos alrededor de la misma mesa. Por desgracia, hay enfermedades que no permiten el desplazamiento e impiden que los ingresados salgan, aunque sólo sea por una noche, de la clínica. Para ellos adornamos el edificio, abrimos la mano con el número de visitas, reducimos las restricciones,  invitamos a los Reyes Magos y sonreímos más de lo habitual.

Por ellos escribo esto. Para recordar, en estas fechas tan señaladas, a los que no tienen la suerte de volver a casa por Navidad, a las personas por las que escogimos nuestra profesión y a las que dedicamos nuestro trabajo. A los pacientes, por regalarnos su paciencia y confianza, por ser los que dan sentido al colectivo sanitario. Gracias por luchar y por dejarnos acompañarnos en vuestra lucha. A vosotros, más que a nadie, Feliz Navidad, Feliz Año Nuevo y que los Reyes Magos os traigan todo lo que deseáis.

Por: Eva Cristina Pérez García

http://www.freepik.es/vector-gratis/diseno-de-fondo-de-navidad_990677.htm#term=fondo%20con%20luces&page=1&position=37

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s