¿Qué tienen en común un diabético, un alcohólico y el ayuno prolongado?

5Aunque parezca el principio de una historia curiosa, la respuesta está seriamente relacionada con la bioquímica humana. Los cuerpos cetónicos, o simplemente cetonas, son unos compuestos químicos (ácido acetoacético y ácido betahidroxibutírico) producidos en las mitocondrias de los hepatocitos (las células del hígado) en respuesta a la falta de glucosa, la principal fuente de combustible del organismo. Cuando las reservas de glucosa escasean, las células comienzan a usar los lípidos (la grasa) como combustible mediante un proceso denominado lipólisis, del cual se obtienen como productos de deshecho las cetonas, sustancias venenosas para el organismo. Cuando la formación de cuerpos cetónicos es demasiado elevada, estos se acumulan en la sangre disminuyendo su pH (la sangre se acidifica), dando como resultado lo que se conoce como cetoacidosis, cuyos síntomas son náuseas, vómitos, deshidratación, dolor abdominal, respiración rápida y, en casos graves, pérdida de consciencia. El ayuno y el alcoholismo prolongado hacen que se agoten las reservas de carbohidratos (por tanto, de glucosa) y las células tienen que descomponer los lípidos para obtener la energía necesaria para seguir funcionando, lo que resulta en un aumento de las cetonas en sangre y, en consecuencia, se produce la cetoacidosis. Lo mismo ocurre en aquellas personas que siguen una dieta principalmente proteínica con escasos niveles de carbohidratos. En el caso de los diabéticos (diabetes tipo I), cuando no tratan correctamente su enfermedad, la ausencia de insulina (cuya función es ayudar en el transporte de glucosa desde la sangre hacia las células) provoca que la glucosa se acumule en la sangre y no pase a las células, las cuales, como en los casos anteriores, se ven obligadas a utilizar las grasas por no disponer de glucosa a mano. El resultado final es el mismo: cetoacidosis. Las conclusiones de todo esto son: no abusar (mucho) del alcohol, llevar siempre una dieta variada y, sobretodo, tratar la diabetes correctamente. La cetoacidosis se puede prevenir fácilmente.

 

Por: Roberto López

Imagen 1 en: https://goo.gl/QGVO6Y

Imagen 2 en: Los Simpsons

Imagen 3 en: Freepik

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s