Más allá de Google y Wikipedia…

5La publicación de hoy es la primera de varias que girarán en torno a “Cómo buscar y usar información científica: Guía para estudiantes universitarios 2016” de Luís Javier Martínez Rodríguez, bibliotecario de la Universidad de Cantabria.

Nos ha parecido interesante diseccionar la guía en varias partes para aportaros consejos que os puedan ser útiles para vuestros futuros trabajos académicos.

En la sección de hoy, a modo de introducción, trataremos dos puntos de la guía “2. Cómo seleccionar información de la web”, donde os mostraremos que Google u otros buscadores generales pueden ser grandes aliados y que la Wikipedia no es tan mala como a veces nos hacen creer. Y el otro punto “3. Cómo encontrar más y mejor información”, con la idea de daros a conocer nuevas herramientas de búsqueda.

Seleccionando información

Todos sabemos que Google nos da muchísima información y muy variada pero es importante RECORDAR que pocas veces está supervisada y filtrada, así que el primer consejo es “VALORA, JUZGA y ELIGE”.

¿Qué debes hacer para cribar tus fuentes de información? Pues lo primero ( la mayoría de nosotros lo aplicamos), es evitar foros o sitios de intercambio de opiniones, ya que nuestro objetivo es buscar información científica. Tampoco se recomienda visitar páginas personales o blogs, salvo que sean de personas acreditadas como profesores de universidad o la misma universidad. Pero… ¿Y si dudamos de alguna otra publicación o artículo? El autor de esta guía nos sugiere 12 criterios para evaluar ese contenido con el fin de ser selectivo y crítico.

  1. URL: Observar el dominio principal y otros datos, por ejemplo: que contenga un “.edu” o “.ac” hace referencia a sitios educativos o de investigación. También está “.com” que es de empresas comerciales, aunque cuidado que hay muchas editoriales que lo usan.
  2. SITIO WEB: Averiguar la página principal para saber que entidad hay detrás y cómo funciona su sistema de publicación.
  3. AUTORÍA: Recuerda a más anónimo de peor calidad puede ser la información, pero hay que vigilar que a veces la autoría puede ser de un colectivo o grupo.
  4. VIGENCIA: Buscar la fecha de publicación o si ha sido actualizado. También se puede saber a partir de las referencias o legislación. NO confundir la fecha de actualización de la web con la de la publicación.
  5. FINALIDAD: Descubrir si cumple expectativas. Deberías preguntarte a quién va dirigido, qué pretende comunicar…
  6. RIGOR: Observar si usa lenguaje técnico, adecuado y preciso, la estructura del texto y si presenta bibliografía o referencias.
  7. CONSISTENCIA: Puede que no siempre sepas si es veraz o no, pero lo importante es que no presenta contradicciones o afirmaciones sospechosas.
  8. OBJETIVIDAD: Vigilar que la información no tenga sesgos o intente persuadirte. Interesa que informe, que nos aporte datos.
  9. DISEÑO: La información seria y fiable suele estar bien presentada y organizada, aunque a veces suele ser sobria. Otro detalle es la publicidad; cuanta más, peor valor al contenido.
  10. RELEVANCIA: Capacidad de responder a tus preguntas o dudas. Puede que la información sea fiable pero no la que buscas.
  11. SUFICIENCIA: Aportar la suficiente información para poder usarla. Hay que tener en cuenta que difícilmente encuentres una web que te proporcione toda la información que buscas.
  12. CONCLUSIÓN: Después de valorar todos los puntos has de decidir si es fiable y tiene suficiente calidad para citarla.

 

6
Imagen adaptada de Martínez Rodríguez, Luis Javier. Cómo buscar y usar información científica: Guía para estudiantes universitarios 2016., 2016

Otros consejos que pueden ayudar y deberíais tener en cuenta es buscar en inglés y descubrir información de sus autores o de las entidades que los escriben. Además, es aconsejable empezar a hacer búsquedas más concretas con la configuración avanzada de los buscadores.

  1. L. Martínez, el autor, también nos intenta disuadir de la idea diabólica de evitar Wikipedia. Aun así, nos recuerda que ésta fuente redactada de forma colectiva hace la función de enciclopedia, es decir, es una fuente secundaria o terciaria de síntesis de diversos temas con el fin de acercarte a ellos. Por lo tanto NUNCA se debe usar como sustituta del conocimiento. Los consejos sobre esta web son: usarla para introducirte en el tema y explorar los artículos en inglés.

Para ampliar información: Consultar en la Guía el Apartado “2. Cómo seleccionar información de la web”.

Lugares de búsqueda

Para hacer las primeras búsquedas siempre se utilizan los buscadores generales, como Google, Bing, Yahoo!search, entre otros. Pero es importante saber que hay mucha más información fuera del alcance de estos. El llamado internet profundo es una zona, donde suelen encontrarse todos aquellos archivos de pago o de web que necesitan registro, en las cuales se encuentra mucha literatura científica. Por lo que para acceder a esta información oculta es necesario recorrer a otras herramientas.

El autor de la Guía nos enumera:

  • BUSCADORES GENERALES (Google, StartPage, Exalead…): Se caracterizan por tener información sin restricciones.
  • BUSCADORES ESPECÍFICOS (Google académico, Microsoft academic…): A diferencia de los anteriores, estos ya permiten focalizar un poco la información en documentos o formatos más específicos acorde con la temática.
  • BASES DE DATOS (PubMed, SciFinder, Dialnet…): Recogen grandes archivos digitales y en muchos te enlazan con los textos completos.
  • CATÁLOGOS (catálogos de Bibliotecas, WorldCat, Rebiun…): Son bases de datos que describen los documentos científicos, además los conservan, los proporcionan e incluso los distribuyen en un lugar.
  • OTROS (Digital.CSIC, BioMed Central…): Se incluyen portales de publicaciones digitales y fuentes de datos numéricos, entre otras. La mayoría pertenecer a un organismo o editorial, los cuales están especializados en un sector de conocimiento.

 

7
Tabla adaptada de Martínez Rodríguez, Luis Javier. Cómo buscar y usar información científica: Guía para estudiantes universitarios 2016., 2016

 

Para ampliar información: Consultar en la Guía el Apartado “3. Cómo encontrar más y mejor información”.

Os recomendamos que os miréis el documento, ya que es de acceso libre. En próximas publicaciones os intentaremos dar pautas sobre cómo mejorar la búsqueda sobre un tema y cómo usar los buscadores especializados.

 

 

Por: Sergio Cano Olivar
Miembro de la Sección Actualidad

 

Referencias:

Martínez Rodríguez, Luis Javier. Cómo buscar y usar información científica: Guía para estudiantes universitarios 2016., 2016  [Acceso al pdf: http://eprints.rclis.org/29934/  ]

Referencias imágenes:

Imagen adaptada de Martínez Rodríguez, Luis Javier. Cómo buscar y usar información científica: Guía para estudiantes universitarios 2016., 2016 

Tabla adaptada de Martínez Rodríguez, Luis Javier. Cómo buscar y usar información científica: Guía para estudiantes universitarios 2016., 2016

Imagen 1 en  http://fr.freepik.com/vecteurs-libre/lieu-de-travail-en-vue-de-dessus_788440.htm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s