Me encuentro mal… ¿Debería usar este antibiótico?

Despiertas y la garganta te arde; toses. Acaba de empezar el día y ya deseas que acabe, pero hay compromisos que atender y ese malestar debe desaparecer. Vas al armario donde guardas tus medicamentos para ponerle fin, pero entre todos los medicamentos, decides tomar un antibiótico[1].  El resultado: no ha hecho nada[2]. Tu despertar acaba por ocupar el resto de tu día. Con este amargo recuerdo decides preguntar en la siguiente visita a tu médico de cabecera qué puedes hacer si esto te vuelve a pasar.

photo_2016-11-18_09-15-28

Por: Anónimo

Referencias:

http://es.familydoctor.org/familydoctor/es/drugs-procedures-devices/prescription-medicines/antibiotics-when-they-can-and-cant-help.html

http://aam.org.ar/src/img_up/24072014.4.pdf página 23

Imagen en: https://goo.gl/6uMq6B

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s